Diseño UI… ¿El tamaño importa?

Diseño UI… ¿El tamaño importa?

Cuando desarrollamos una app en la que existe mucha información, debemos pensar siempre en el dispositivo en el que se va a mostrar finalmente. Nos encontramos frecuentemente con clientes que quieren meter toda la info posible en una sola vista, y se olvidan de que el espacio en un móvil es finito y por mucho que existan dispositivos “gigantes”, no todos los usuarios disponen de displays de 9 pulgadas y… ¿para quién desarrollamos las apps? para los usuarios, no te engañes, tu app no es para ti… es para los usuarios, para ti es el beneficio que el uso de ella revierta en tu negocio.

Así que el tamaño importa, claro que importa, no podemos pretender meter toda la info en un solo vistazo, sin pretender hacer scroll y que encima se vea el todo “bien grande”. Las jerarquías son muy importantes y por eso hay que concienciar al cliente de que no toda la info tiene la misma relevancia, y por ello no toda la info se debe mostrar igual, incluso alguna se debe omitir. Si dejamos esto claro al principio de los proyecto, evitaremos muchos problemas futuros en cuestión de maquetación. No es la primera vez que recibimos la queja de un cliente que se ha “empeñado” en meter con calzador un montón de botones en una línea horizontal y cuando la ha visto en dispositivo real (y por mucho que se le haya advertido) entonces nos dice que se ve todo muy pequeño.

A diario vemos apps en las que es imposible leer una línea de texto sin quedarte ciego, y diario oímos: “aquí queda un espacio en blanco que podríamos rellenar con algo”… ¡No! ¿Por qué ese miedo al espacio en blanco? el espacio en blanco da “oxigeno” a las vistas, facilita la legibilidad, una app abarrotada da agobio nada más abrirla y no invita para nada a ser usada.

Usar el tamaño del texto y la disposición de los elementos para destacar las diferentes acciones o secciones, es la manera correcta de hacer que destaque el contenido más importante, no haciéndolo mas grande… Puedes hacer que algo parezca mas grande poniendo a su lado algo mas pequeño, no necesariamente haciéndolo más grande.

Todos estos errores que nos encontramos a diario y que los que nos dedicábamos al diseño gráfico al uso, venimos sufriendo desde el inicio de los tiempos, debemos intentar corregirlos, concienciando a nuestros clientes de que el tamaño importa, claro que sí, y el espacio también, pero casi siempre al revés de lo que ellos piensan.